ANTARTICA by Antonio Pastor L. on Grooveshark
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 30 de junio de 2013

¿EL NUEVO SANEDRÍN DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS?



¿EL NUEVO SANEDRÍN DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS PODRÍA SER CONFIRMADO POR LOS PSIQUIATRAS Y POR LOS PARAPSICÓLOGOS?

¿QUIÉNES SERÁN LOS NUEVOS ACUSADORES?
¿QUIÉN SERÁ EL CAIFÁS QUE PRESIDIRÁ EL TRIBUNAL Y PROPONDRÁ DE DIRIGIR EL DEDO DE LA ACUSACIÓN Y DE LA CONDENACIÓN CONTRA EL HIJO DEL HOMBRE, PRÍNCIPE CELESTE DE LA NUEVA JERUSALÉN, QUE DESCENDERÁ DEL CIELO?

¡No se sabe! Pero ya, en algunos individuos, se perfilan las tendencias. Están dispuestos a establecer el diagnóstico que no será nada diferente del que condujo a Jesús a la cruz.

Estoy seguro que serían los psiquiatras y parapsicólogos quienes compartirán la Obra del nuevo Sanedrín y que, con los sabios y las lumbreras del nuevo poder temporal político-religioso, acusarían, todavía otra vez, “AL ELEGIDO DE DIOS”.
Esto, ciertamente, sucedería sí, si al volver sobre la Tierra, el HIJO DEL HOMBRE volviese a expresarse con el mismo lenguaje, tuviese los mismos comportamientos y el mismo dinamismo espiritual, moral y político que en el pasado. El diagnóstico sería, sin ninguna duda este: “patológicamente anormal, neurótico, mitómano, paranoico, esquizofrénico”.

otros sabios darían como sentencia lo que sigue: “mentiroso, timador, etc”.

La acusación se volvería más grave si el “HIJO DEL HOMBRE” practicase el arte de curar la carne y el espíritu, haciendo prodigios y milagros. Entonces, a la acusación de los primeros se añadiría la otra, que vendría de los otros iluminados, no mejores que los primeros.
Su sentencia sería: “¡Es el diablo! ¡Es satán! ¡Está poseído por el demonio! ¡Herético!”.

De hecho el sanedrín de los últimos tiempos intentaría, por todos los medios, de incriminarlo, de eliminarlo de una forma diferente de la primera vez. El pueblo se limitaría solamente a aprobar la acción de los grandes del Nuevo Sanedrín, al que concede, ciegamente una confianza y adhesión ilimitadas.

Así debería repetirse, de nuevo, la historia. Es así como sucedería si el “HIJO DEL HOMBRE” volviese sobre la Tierra con sus vestidos y su metodología de enseñanza de antaño.

¡Pero no sucederá así! Por que ÉL no volverá sobre la Tierra con sus mismos vestidos, ni enseñará con la misma metodología. Tendrá un rostro diferente, unos vestidos diferentes y una metodología de enseñanza también diferente. Tendrá a su disposición una cohorte de Seres angélicos y potentes, así como la consolación de hombres y de mujeres terrestres dispuestos a recibirlo y a seguirlo.
El Nuevo Sanedrín será turbado fuertemente y no economizará nada para tentar de acusarlo y de designarlo, a los ojos de la gente como un Ser clínicamente enfermo y obsesionado espiritualmente. Pero esta vez, no tendrá éxito. No tendrá éxito porque el HIJO DEL HOMBRE vendrá para juzgar y no para ser juzgado. En nuevo “Caifás” no tendrá ni el tiempo de quitarse sus vestiduras, y los otros no tendrán la posibilidad de conspirar contra ÉL, ni contra los que lo han amado y que están, de nuevo, vivientes para servirlo en la edificación del Reino de Dios sobre la Tierra.

Su Juicio será severo, y la condenación pesada.
No utilizará látigo, porque no sería suficiente para echar a los nuevos mercaderes de Su templo, pero traerá con ÉL medios más convincentes, mucho más eficaces que el látigo.
NO HABRÁ un nuevo Pilato, ni corona de espinas. No habrá la cruz del suplicio, ni fuerzas reunidas en un poder político-religioso capaz de detener Su paso triunfal en el mundo que ÉL vino a visitar con humildad y gran Amor, y que ÉL corregirá con Justicia y Verdad, para que el verdadero testimonio sea dado sobre lo que fue dicho y escrito según la Muy Santa Voluntad de Dios Muy Alto y Glorioso.

¡MALDICIÓN! ¡MALDICIÓN! ¡MALDICIÓN A LOS IMPÍOS Y A TODOS LOS QUE OSEN DETENERLO Y ACUSARLO!


                                                  Eugenio Siragusa.



trucos blogger